Lagenaria-Tecomate

Lagenaria – Tecomate

Lagenaria – sinceraria, de nombre común mate, tecomate, calabaza de peregrino, guaje, bule, jícaro o acocote. Es una planta trepadora de la familia de las cucurbitáceas, cuyo fruto —comestible cuando tierno – se cultiva principalmente para ser utilizado seco como recipiente para cargar agua.

Gastronomía
El fruto aún verde se emplea como verdura; en los cultivares de buena calidad es muy similar en sabor y textura al zucchini (Cucurbita pepo). Es frecuente en la gastronomía, se lo emplea salteado o en sopas y brotes tiernos se cuecen y usan en sopas y guisados.
Las semillas son ricas en aceite comestible; En Centroamérica las semillas tostadas y molidas se utilizan para preparar una bebida similar a la horchata.

Medio Ambiente: AlimentosMineralesLugares – ProductosRemediosTecnología

Botella de agua
Ayudando al medio ambiente remplazando la botella de plástico por botella de tecomate o calabaza peregrina. El tecomate es un recipiente para cargar agua. Es de planta natural y no contamina el medio ambiente, al desecharse sirve de fertilizante para la tierra.

La sinceraría o tecomate es una planta herbácea anual, de la familia Cucurbitácea (paste), que produce zarcillos axilares bífidos con los que trepa sobre la vegetación. Polinizada por insectos produce un fruto pepónide, cuya forma varía según la subespecie. En la mayoría de las variedades éste legnifica tempranamente. Puede alcanzar 1 m de largo en algunas variedades. Las semillas son numerosas, de color gris, aplanadas y de forma elíptica; su interior es blanco, de sabor dulzón y oleoso. La forma del fruto presenta grandes variaciones, desde globos más o menos regulares hasta formas de botella o cilindros retorcidos.

Cultivo
El color de la cáscara es verde brillante al madurar y vira al verde claro y luego al bronceado o marrón al secarse.
Crece de forma silvestre en terrenos húmedos y soleados de clima templado a tropical; prefiere suelos resguardo del viento, mucha humedad y un verano cálido. Resiste mal la sequía y las heladas, pero es muy resistente a plagas de insectos. Cultivado, se planta en general en primavera, y se protege en un invernadero si el clima no es favorable. Los tallos y frutos para consumo alimentario se cultivan alrededor de dos meses más tarde; los de uso como recipiente se recolectan hacia el otoño.
Su resistencia ha llevado a que se use como base para el injerto de otras plantas anuales más frágiles, como la sandía (Citrullus lanatus) o el melón (Cucumis melo).

Medicinal
La pulpa fibrosa junto a las semillas tiene efectos laxantes y eméticos, mientras que la piel tierna y la decocción de la corteza actúan como diuréticos. Hervido es sumamente digestivo, y ayuda en el tratamiento de la indigestión y la acidez estomacal. El extracto de las flores parece ser moderadamente antibiótico, se utiliza como tratamiento para la diabetes mellitus, mientras que el aceite se emplea como vermífugo y aplicado tópicamente para aliviar eczemas o empolladuras en América.

Como recipiente
El fruto seco y curado es el recipiente tradicional para el mate. También es secado y ahuecado para almacenar agua, en esta forma se le conoce como guaje o bule y en El Salvador y Guatemala como tecomate y se tapona con un olote (lo que queda cuando al elote se le quita los granos de maíz) o corcho. Cuando se corta sólo la base para fabricar un pequeño plato se le conoce como jícara. También es utilizado para que los canarios construyan sus nidos cuando viven en cautiverio. El que tiene forma de botella, se usa para llevar o cargar agua. En todo el mundo algunas variedades, las llamadas calabacillas, “de botija” o “de botella”, se han empleado para el almacenamiento y transporte de líquidos como cantimploras. Otras variedades son usadas para presentar la comida.
Se diseñó la vasija alfarera, como parte del ajuar o la impedimenta de agricultores y pastores, continuando la tradición popular de referirse a este primitivo modelo de cantimplora, y utilizada para llevar vino o agua, llegaba a tener una capacidad de dos litros.

Como artesanía
Hay muchas variedades de tecomate, de los cuales se utilizan para infinidad de trabajo artesanal. Para elaborar artesanía manual el tecomate o calabaza debe de estar completamente seco como madera, de esa manera será mucho mas fácil trabajar en el objeto y darle forma. Entre estos están: adornos pintados a mano, o tallados, recipientes para beber mate u otras bebidas, juguetes, instrumentos musicales, etc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *