El libre albedrio oficial depende o procede directamente del Estado o de una autoridad reconocida. La libertad de votar o de tener un trabajo de acuerdo a nuestras preferencias o experiencias y tiene facultad para ello.