Reglas-de-Cortesía

Reglas de cortesía y buenos modales

Cultura: AcontecimientosLiteraturaMúsicaTraducciónUrbanidadValores

Los buenos modales y la cortesía le abrirán las puertas hacia una vida adulta exitosa en salud, dinero y amor. Una persona que sabe ser cortés y se comporta educadamente, triunfara en su trabajo, tendrá popularidad con amistades, renombre con familiares y felicidad con su pareja. La primera impresión es la que cuenta.

Sabemos que las costumbres cambian con los tiempos, pero los buenos modales no; es muy agradable tratar con una persona que tiene un buen comportamiento, pequeños gestos y palabras que demostramos consideración y respeto hacia los demás es la clave para llevar una vida triunfante.
La falta de cortesía y malos modales, son la base de discriminación y abuso racial. También son los responsable que una persona este siempre sola, sin amigos, familia y sin pareja.
He aquí unas pequeñas sugerencias para llevar vida victoriosa.
• Ofrecer ayuda cuando alguien la necesita.
• Di siempre “por favor” y “gracias”.
• Di gracias cuando alguien te ofrece algo o ayuda aunque no la necesites
• Cede el asiento a las personas mayores o mujeres embarazadas.
• Ser gentil, y agradar al hablar reflejando una sonrisa
• Asume la responsabilidad por tus palabras y tus actos.
• Herédale a tus hijos un planeta saludable basado en la cortesía.
• No tirar basura ni objetos en la calle o en ningún lugar público.
• No tirar basura desde la ventana del carro.
• Se responsable con tus mascotas y recoge la suciedad en aéreas públicas.
• Recoge el desorden que hayas hecho o hayan hecho tus hijos o mascotas.
• Los caballeros deben abrir la puerta a una dama o a una persona mayor
• Aprende a mostrarte en desacuerdo de manera cortés.
• No grites; habla con un tono de voz suave y agradable
• Aprende modales adecuados para la mesa y ponlos en práctica.
• Colabora en las tareas del hogar, cuida de tu casa y de tu persona.
• Aprende a escuchar y practica la tolerancia.
• Respeta la privacidad de los demás.
• No tomes las cosas ajenas sin autorización del dueño.
• Respeta lo que no es tuyo.
• No intervengas en la vida de tus amigos y no leas la correspondencia ajena.
• Piensa antes de hablar.
• Comparte ofreciendo ayuda o dando de lo que tú tienes.
• Contesta el teléfono con amabilidad reflejando una sonrisa.
• Saluda con respeto dando la mano con firmeza y con una sonrisa
• Respeta la autoridad de tus superiores, padres o personas mayores.
• No secretearse en público ni comentar las intimidades de la familia.
• No abras una puerta que esté cerrada sin tocar previamente.
• No te llenes demasiado la boca y hablar con la boca vacía.
• No hagas ruido con la cuchara al mezclar el café o tomar la sopa.
• Si el café o la sopa está caliente, déjalo que se enfríe. No lo soples.
• No hagas ruido al masticar los alimentos.
• Come con calma y despacio, no demuestres prisa, mastica bien los alimentos.
• El palillo de dientes se usa en privado, nunca en la mesa.
• No dejes comida en el plato, sírvete solamente lo que vas a comer.
• Pide permiso al levantarte y ponerte de pie cuando una dama se levanta.
• Siéntate derecho a la mesa y no coloques los codos sobre ella.
• Al sentarte o levantarte de la mesa usa el lado izquierdo de la silla.
• El jovencito siempre ayuda a la mamá, la hermana o a una dama a sentarse.
• Las damas tienen que sentarse derecho, no deben cruzar las piernas cuando están en una entrevista, con sus superiores, personas mayores o en lugares formales.
• Los caballeros deben de ceder el paso a las damas y caminar junto a ellas.
• “Dime con quién andas y te diré quién eres”; aléjate de las personas vulgares, conflictivas, que no respetan las leyes ni a los demás.
• No trates de “vos” o de “tu” a las personas mayores o alguien que no conoces.
• La pobreza no es un defecto; es una virtud que se debe de llevar con cortesía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *